Realización de proyectos fuera de España

Desde hace ya algunos años, he tenido la oportunidad de ir realizando proyectos tanto en España como fuera de ella. Estos proyectos han sido de diferente tipología acorde con la situación económica del momento: Por un lado, deoptimización de la producción y aumentar el rendimiento de la planta y por otro, de deslocalización, reducción de costes, principalmente de mano de obra.

La tipología de problemas, el método de trabajo utilizado, la gestión por procesos, las herramientas Lean a tener en cuenta, … siempre han sido hechos comunes en los proyectos de aquí y de fuera pero, existen una serie de detalles importantes a tener en cuenta para los proyectos en el extranjero que sí pueden marcar el éxito o fracaso de estos que seguramente tenemos en cuenta inconscientemente en los proyectos de nuestro país.

He aquí un pequeño resumen con las dificultades que, en mi experiencia he ido encontrando y pienso que son las más importantes:

–          ¡Muy importante! Ante todo, para los proyectos de deslocalización, escoger bien el lugar: Sí, no estoy diciendo ninguna obviedad… Casi siempre el criterio principal es la reducción de costes en mano de obra pero hayotros factores que son igual de importantes, como tener en cuenta los requisitos de cada país para la creación de empresas. Cuando los impedimentos son tantos, es mejor encontrar algún socio local que nos permita usar su empresa (y su nombre) para el desarrollo de nuestro producto. En este caso, tenemos que estar muy seguros de con quién se hacen los negocios (tanto a nivel de empresa, como a nivel de persona…).

Una vez decidido el país donde montar la empresa en cuestión, no es lo mismo escoger una zona cercana a una gran ciudad para instalarse que un pueblo en medio de la nada. Aunque seguro que la reducción de costes es mayor en este último caso, la diferencia con la zona cercana a la ciudad no compensa otros problemas  añadidos como:

  • Rotación de personal: En un pueblo pequeño donde las salidas profesionales son escasas y las necesidades personales no se pueden satisfacer en su conjunto (tanto esenciales como a nivel de ocio, etc.), puede ser difícil el mantener el personal. En caso de que por la razón que sea, se necesiten muchas horas de formación para el desarrollo del puesto de trabajo, la rotación de personal es un problema claro.
  • Posibilidad de encontrar personal técnico especializado: Me he encontrado en empresas que los mandos intermedios eran anteriormente agricultores o realizaban trabajos que no tenían nada que ver con la planta en la que estaban actualmente… En este caso, es necesario invertir muchísimo en formación y seguimiento y aún así, en ocasiones, la realidad es menor a las expectativas creadas.
  • Posibilidad de encontrar proveedores, materiales o servicios: Los productos/servicios estándar se pueden encontrar en cualquier lugar, pero cuando se piden cosas un poco más específicas, estar cerca de una ciudad es importante (se pueden conseguir más rápido, barato y fácilmente).

Una vez definido el lugar, vayamos con las PERSONAS:

–          Las costumbres culturales: Por mucho que a menudo nos parezcan extrañas o improductivas, es muy difícil cambiarlas y menos a la primera de cambio cuando acabas de llegar, es mejor centrar las energías en cómo aceptarlas y trabajar con ellas, en especial:

  • Días festivos: Es muy recomendable disponer de un calendario con los días festivos del lugar y conocer cuáles de ellos son “impepinables” (por ejemplo: Muchos países de Asia se paran totalmente para el año nuevo lunar chino (que dura 2 semanas). En cambio, otras fechas menos señaladas como el día de la independencia, dependerá del país que tenga mayor o menor importancia).
  • Costumbres locales: En muchas zonas de Asia, la siesta es como un derecho (si, aunque tengamos más fama los españoles, en Asia es un hecho) y es muy difícil suprimirla… Por lo tanto, conocer el horario de la jornada laboral es imprescindible y en más de un caso, se debe adaptar la producción al horario de jornada laboral y no al revés…
  • Horas extras: Dependiendo de la zona valorarán más trabajar en un día festivo que hacer más horas en un mismo día.
  • Productividad: En los países en que la mano de obra es muy económica, normalmente la productividad es baja y la gente solo trabaja para subsistir. Eso hace que los niveles de productividad sean muy bajos. En muchos casos, las primas de producción son totalmente desconocidas. Se debe analizar cada caso, pero en algunos, teniendo en cuenta que el coste de mano de obra es bajo, vale más la pena poner más recursos que optimizar los actuales.

Podría estar una eternidad comentando experiencias vividas, pero para no extenderme más, me quedaré con 2 puntos para acabar:

–          Como he comentado anteriormente, el método de trabajo a usar sí es el mismo y pensad que seguramente dependiendo del lugar, las herramientas lean son totalmente desconocidas así que no olvidar:

  • Reuniones de producción diarias.
  • Reuniones de seguimiento semanales.
  • Implantación de indicadores: De producción, calidad, stocks, económicos, …
  • Plan de acciones de mejora continua.
  • Herramientas Lean: 5S, SMED, TPM, Kanban, Kaizen, etc.

–          En casos de deslocalización, aunque sea solo de una parte de la producción, NUNCA se debe olvidar al personal del país:

  • En la mayoría de casos, será necesario un plan de viajespara el personal de operaciones y técnico que no hay que subestimar (a todo el mundo le cuesta un cambio de aires y adaptarse aunque la predisposición sea buena).
    • Cualquier deslocalización aunque sea parcial, necesita de una buena mano izquierda con el trato del personal que se queda aquí para reducir malentendidos.
  • Por último, no olvidar que el personal desplazado esté bien atendido. De ellos depende el éxito o el fracaso del proyecto y en ocasiones,  hay países en que los extranjeros no son bien recibidos, por lo que la buena motivación aún es más importante.

Nota: Para la realización de este post, me he basado en experiencias vividas en la realización de proyectos en USA, Turquía, Eslovaquia y Vietnam.

Deja un comentario